Blogia
UNPARADIGMAN

Viaje a la Sierra de la Alpujarra [Tercera parte]

Viaje a la Sierra de la Alpujarra [Tercera parte]

Si. El oráculo tenía razón. Ahora está claro, pero desde allí todo se ve mucho más difuso. Quién me iba a decir que iba a haber algo tras las montañas. Pero coño!!, tenía que haberlo, sino como había llegado hasta allí. No podía creerlo, pero estaba a muy poco tiempo de descubrir toda la verdad. Aquí no existe la posibilidad de elección entre una pastilla roja o una azul. Solo había un camino estaba justo delante de el..

 

La gente conducía como locos, como si tuvieran muy claro cual era su destino. Reconozco que alguna vez llegué a dudar de Margarita [La GPS], y mis motivos tenía pues por dos veces te inventaste caminos convertidos en saltos de locura. Y hacernos saltar al vacío.

 

Solo son 60 km de curvas imposibles, cualquiera pensaría que fueron diseñadas por algún ingeniero loco, con vigorosas ideas, capaz de lograr un equilibrio imposible. No queda más remedio trazarlas lentamente con el compás.    

 

Una vez abajo, empiezas a darte cuenta que esta historia, no ha hecho nada más que empezar, y que ahora estás abajo, pero tenemos que volver a subir..

 

Lo más mejor, sería aparcar el coche cerda del Mirador de San Nicolás, y así hicimos. Daríamos una vuelta por las proximidades y antes de anochecer estaríamos de vuelta en la carretera, para planificar más adelante una visita al centro de Granada.

 

Ya estábamos allí. Desde el mirador podíamos ver toda la ciudad, debajo de nosotros se encontraba el albahicin, o barrio judío. A nuestra izquierda se levantaba majestuosa la Alhambra. Es impresionante, ya solo el poder verla desde lejos daba sentido el viaje. Lance unas fotos panorámicas de la ciudad y otras a la Alhambra..

 

Nos adentramos en la ciudad, calles empinadas, estrechas y paredes blancas que parecían no tener fin, un escenario que nos sumergía en un mundo gobernado por califas.  

 

Después de casi una hora andando, llegamos al mirador que se encuentra justo en frente de la Alhambra, nada tenía que ver con lo que habíamos visto tiempo atrás. Era simplemente maravilloso [poned tono Moraleja], si quereís se le puede poner uno o dos Oseas y no hay nada más que decir..

 

Ahora de verdad, pude comprender que la gente  se encuentre maravillada y enamora  de esta ciudad. Volví a tirar algunas fotografías y esperamos que empezara a anochecer sentados con cientos de turistas que quisieron compartir con nosotros el momento en el que la Alhambra se iluminaba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

noe -

Por algo le llaman la ciudad mágica ( la verdad es que me lo acabo de inventar,jajjaja, pero a que me ha quedado bien?)
Todos los rincones por los que paseamos, tienen una pequeña historia que contar, porque yo creo que en ningunas vacaciones me han pasado tantas cosas, y todas junto a ti, que era lo que queria.
tkm
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres